• 108

¿Sabía qué los ojos son muy sensibles y cualquier daño causado puede ser irreversible? Es por ello que es vital cuidar de los ojos y del rostro en general, particularmente en especialidades tales como la odontología donde el experto está expuesto constantemente ante una serie de factores de riesgo que pueden ocasionar una lesión. En este artículo te brindaremos información en cuanto a las funciones y uso de los protectores faciales y oculares durante la práctica odontológica.

Los protectores faciales y oculares forman parte del Equipo de Protección Personal (EPP). Tienen como función principal proteger los ojos y cara del contacto directo con situaciones que puedan ocasionar una enfermedad, lesión o perdida. No evitan los accidentes o el contacto con elementos agresivos, pero si ayudan a que la lesión sea menos grave –si la hay.

Actualmente el uso de estos protectores se han vuelto cotidiano, motivado a la pandemia mundial ocasionada por  el virus coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2). Sin embargo, su uso nunca debe disminuir durante la realización de cualquier tratamiento odontológico, debido a que estos protegen el rostro y ojos de esquirlas, salpicaduras de agentes biológicos o químicos como saliva, sangre o cuerpos extraños contaminados.

¿Cuáles son los riesgos en el rubro odontológico que pueden causar lesiones en cara y ojos?

Ejemplo:

El riesgo de contagio a través de los ojos y mucosas es sumamente elevado. El uso de estos equipos de protección personal individual no evitará que sufras alguno daño, pero si reducirá el riesgo que sufras alguno. El no uso puede provocar daños irreparables o pérdidas totales.

Protectores faciales
  • Protectores faciales con pantallas anti-empañamiento: Están diseñadas para evitar la pérdida de claridad del protector causada por factores como gases o nebulizaciones.
  • Protectores faciales con pantallas antivaho: Se encuentran elaboradas con sustancias químicas que previene la condensación del agua igual a la niebla.
  • Protectores faciales con pantallas de policarbonato: Son resistentes al impacto y calor. Brindan transparencia óptica sin reflejo.

La mayoría de los protectores faciales tienen un plástico protector que deben retirar al momento de montar el equipo. Sus partes vienen separadas, se arman según las instrucciones de cada fabricante.

Protectores oculares o lentes

Expertos aseguran que más del 90% de las lesiones oculares ocurridas en los lugares de trabajo pueden evitarse haciendo uso de los lentes protectores. Muchos de estos no cumplen con la misma función, existen diversos modelos, sin embargo, lo más comunes son:

  • Lentes transparentes de policarbonato: Este material aporta transparencia, resistencia y rigidez ante cualquier impacto.
  • Lentes con protección lateral: Posee una protección lateral que brinda una cobertura total de los ojos.
  • Lentes con protección UV: Son ideales para prevenir la incidencia en los ojos de la luz azul emitida por las lámparas de fotopolimerización.
Tips para elegir los protectores faciales y oculares

Por pertenecer a la familia del EPP, estos deben cumplir con una serie de requisitos y recomendaciones como:

  • Certificado EN166, EN170 o normas ISO
  • La montura, los lentes o pantalla deben tener su certificado por igual.
  • Tener en cuenta si son aptas para ser usadas sobre lentes graduales.
  • Evaluar el diseño, resistencia, ergonomía, peso, visibilidad y si son de uso prolongado.
  • Valorar si son lentes o pantallas anti-ralladuras o anti-empañamiento.
  • Si poseen partes móviles debes considerar que estas tengan un accionamiento suave para evitar cualquier tipo de desgaste o desprendimiento.

Es importante observar el color al momento de adquirir alguno de estos dos equipos. Si es de color amarillo o tiene múltiples rayaduras quiere decir que están deteriorados. El tiempo de vida útil de ambos es de un año aproximadamente dependiendo del fabricante o del cuidado que tengan.

Cuidado y mantenimiento

Si desean que los protectores faciales y oculares se conserven por el mayor tiempo posible, deben consideran los siguientes aspectos:

  • Límpielos diariamente con agua y jabón.
  • Desinféctelos periódicamente según las recomendaciones del fabricante.
  • Guárdelos en un lugar limpio y seco al finalizar la práctica odontológica.
  • Si debe retirarse los protectores por algún motivo justificado, tenga cuidado de no dejarlos hacia abajo para evitar rayaduras.
  • Si observa que hay alguna pieza dañada o deteriorada, sustitúyala inmediatamente o deseche el equipo.

Es de suma importancia tener en cuenta los estándares de calidad establecidos al momento de seleccionar estos EPP. Si no cumplen con los requisitos y recomendaciones establecidas serán ineficaces.

Con información de detaltix y asepal
Scroll Up
Abrir chat