• 15

La endodoncia es el tratamiento de las enfermedades pulpares. Categorizada como una especialidad de la odontología actual. Es uno de los procedimientos más utilizados dentro del consultorio. Lo delicado de este procedimiento amerita ser realizado por especialistas en el área para mayor seguridad del paciente y de los resultados.

El objetivo principal de este procedimiento es tratar el interior del diente, realizando la extracción total de la pulpa dental, tratando los conductos radiculares o raíces del diente.

Causas Frecuentes

Su causa más frecuente es la presencia de caries profundas que producen la inflamación o infección de la pulpa dental. Otros casos que producen la pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, erosión, abrasión y el desgaste de los dientes por el roce entre las piezas dentales.

Al presentar una pulpitis el paciente manifiesta algunos síntomas como dolor, en diferentes grados, así como molestia ante el frío o el calor, incluso la postura en que se presenta la molestia es determinante para indicar si se está ante un caso de endodoncia.

¿En qué consiste?

Cómo ya hemos dicho, la endodoncia es, la extirpación total de la pulpa o nervio de una pieza dentaria. Es un procedimiento donde se limpia el tejido nervioso de los conductos radiculares, eliminando todo el tejido necrótico.

Esta limpieza se realiza con el fin de eliminar el dolor de la pieza afectada al quitar el tejido infectado. Se realiza en varias fases:

Diagnóstico. El paciente debe indicar los síntomas que presenta y en base al análisis de esa información, sumado a una radiografía para verificar el estado del diente y su anatomía, se determinará el diagnóstico a seguir.

Anestesia. Debe ser localizada, afectando únicamente el diente a tratar y la zona que lo rodea. No debe presentarse ninguna infección o inflamación en la pieza al momento de la intervención, de lo contrario, la intervención debe ser suspendida.

Apertura y aislamiento de la pieza. Se realiza un orificio en el diente, por el cual se accederá a la pulpa para su extracción y aislamiento de todo el organismo.

Conductometría e instrumentación. Es el procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.

Obturación. En esta fase se procede al sellado del diente, a través del cual se cierran los conductos que se han limpiado, eliminando cualquier presencia de sensibilidad en la pieza.

Control. Luego de un chequeo por parte del dentista y una radiografía, generalmente se realiza un seguimiento durante algunas semanas.

La endodoncia es un tratamiento de suma importancia para evitar la pérdida de piezas dentarias comprometidas y seriamente afectadas, logrando conservarlas luego de ser tratadas. Existen casos donde las piezas deben ser extraídas, sin embargo, esta decisión debe de ser analizada antes de realizar este procedimiento.

Se recomienda realizarse chequeos odontológicos acompañados de una higiene bucal para evitar nuevas afecciones.

 

Productos relacionados:

EndoPro® Conos de Guttapercha

DynaSeal® Sellador de Conducto Radicular

Scroll Up