• Eventos
  • by DynamicsDental
  • 12 junio, 2020
  • 251

Durante el 1er Ciclo de conferencias en el marco de la excelencia académica de los egresados de la FOUC llevado a cabo a través de la plataforma ZOOM en alianza con Dynamics® Dental, el odontólogo Raúl Aponte Rendón, explicó que la longitud de trabajo será uno de los aspectos fundamentales para el éxito de la endodoncia, resaltando que todos los pasos para tratar esta patología son primordiales al momento de realizar este procedimiento.

La implicación clínica en el diagnóstico de una endodoncia marcará el pronóstico del tratamiento que se llevará a cabo, debido a que esta es la que define la distancia desde el borde coronal o incisal predeterminado hasta el ápice radiográfico.

A finales del siglo XIX las longitudes de trabajo se precisaban según la respuesta de dolor que indicaba el paciente a medida que se introducía la lima en el conducto, sin embargo, con la llegada de la radiografía a esta patología, se determinó que el 70% de los retratamientos se debían a que no se realizaba un buen diagnóstico y los instrumentos se quedaban cortos.

En la actualidad existen equipos de última tecnología que ayudan al especialista a determinar en un 96% la precisión de la longitud de trabajo, reduciendo el número de retratamientos por endodoncia.

La preparación y obturación del canal radicular debe finalizar a nivel de la unión cemento-dentina, confinada al interior del sistema de los canales radiculares. Esta se define como “el punto más apical de la pulpa dental”. El objetivo de determinar una longitud de trabajo es lograr preparar y obturar los canales radiculares lo más cerca posible de este punto.

Motivado a ello, el Máster en endodoncia, Raúl Aponte, destaca la importancia de utilizar junto a los conocimientos del odontólogo los localizadores apicales para ser precisos en el tratamiento de endodoncia y alcanzar el éxito del procedimiento.

Implicación de la anestesia en la Endodoncia

Durante el pre grado, los odontólogos adquieren los conocimientos en cuanto a las técnicas para anestesiar a sus pacientes, y junto a ellos, la importancia y función que cumple este líquido durante todos los procedimientos odontológicos que llevaran a cabo.

Aponte considera que para realizar un tratamiento de endodoncia el paciente debe estar bien anestesiado, para que no sienta dolor y no condicione el trabajo del especialista, “si se salta este paso el procedimiento no tendrá éxito, porque la persona sintió mucha molestia y evitó que el odontólogo obturara correctamente la pieza”.

Se debe tener claro, que, si al momento de determinar la longitud se establece 21 o 22mm y el paciente experimenta dolor al 17mm, quiere decir que el endodoncista no realizó correctamente el paso de anestesiar y tiene volver hacerlo, debe ir a la radiografía inicial y controlarla nuevamente.

La recomendación en este punto del tratamiento es dejar a un lado el mito de no anestesiar para evitar otras complicaciones, motivado a que, si se deja de hacer, el odontólogo no podrá precisar el ápice radiográfico, conllevando a que el instrumento se quede corto y el procedimiento termine en un retratamiento.

Objetivos del cálculo de la longitud de trabajo

El objetivo principal de la longitud de trabajo es garantizar el éxito del tratamiento, sin embargo, se pueden precisar otras finalidades como;

  • Determinar la profundidad de la limpieza y conformación de los conductos.
  • Limitar la profundidad a la que se puede obturar el conducto.
  • Asegurar que el procedimiento endodóntico se realice dentro de los límites del conducto radicular.
  • Respetar los tejidos periapicales.
  • Evita las complicaciones postoperatorias.

El Od. Resalta que todo el material en endodoncia debe estar confinado dentro del conducto radicular, debido a que si no se coloca con precisión pueden ocurrir las siguientes complicaciones:

  • Perforaciones apicales
  • Escalones
  • Transporte o desgarre del fondame apical
  • Instrumentación incompleta
  • Obturación insuficiente
  • Una sobre-extensión.

Si el diagnóstico de la longitud de trabajo queda corto y hay bacterias dentro de esos milímetros que no se obturaron, estas seguirán creciendo y reproduciendo, ocasionando que el éxito del trabajo sea negativo, “está comprobado científicamente que por cada milímetro que se deje corto se pierde un 14% del procedimiento”.

Materiales y condiciones para llevar a cabo una longitud de trabajo

  • Buena radiografía preoperatoria sin distorsión: Este material dará una visión completa del diente que se va a tratar. La pieza debe estar en el centro de la radiografía para evitar distorsiones y observar toda el área.
  • Acceso adecuado a través de todos los conductos: Si no se realiza una correcta apertura condicionará todo el procedimiento, ocasionando que se dejen conductos sin tratar.
  • Regla milimétrica endodónticas: Con ella se determinará la longitud de trabajo, se medirán las limas u otros instrumentos de trabajo para la obturación de los conductos.
  • Conocimiento de longitud promedio: en este paso deben poner en práctica todos los conocimientos adquiridos. Sin ellos, los instrumentos de alta tecnología no servirán de nada.
  • Plano de referencia definido y reproducible sobre algún punto de referencia anatómico del diente: El borde referencia debe ser estable, reproducible, si el tratamiento se hace en 4 citas, esta misma longitud que se determine en la primera consulta, deberá ser la misma que se usará en las otras. No se puede tomar una muestra de dentina sin un soporte, la cual se fracturará entre cita y cita, porque se pierde automáticamente la longitud de trabajo. Estos puntos de referencia deben estar siempre claros.

Métodos para determinar la longitud de trabajo

En la actualidad existen tres métodos para definir la longitud de trabajo, a pesar de ello, Aponte, recalca la importancia de los conocimientos de los Odontólogos para diagnosticar con precisión y evitar perforaciones equívocas en la pieza dental. A continuación, se detallan los procedimientos actuales:

Táctil: Este método depende de la habilidad y experiencia del operador, es el más usado por los Odontólogos, pero no es el más fiable, debido a que estudios han comprado que este solo ofrece entre un 45% a 60% de objetividad.  (Buscar una imagen de referencia en relación a una lima)

El especialista debe tener en cuenta que el método táctil siempre estará presente en los tratamientos de endodoncia, debido a que, en este es donde se pondrá a prueba los conocimientos como Endodoncista.

Radiográfico: Es otro de los métodos más empleado por los especialistas. La metodología de este va a depender de una valoración subjetiva a través de una imagen que se establece geográficamente para señalar donde se cree que está el ápice radiográfico.

Desventajas del uso de este método

Los Rx proveen datos importantes sobre la morfología de la raíz y de las estructuras vecinas, no obstante, en ocasiones, no son confiables, debido a que, el foramen apical puede ubicarse lateralmente, y a una distancia en 3mm del ápice anatómico, implicando a que el foramen con frecuencia no coincida con el ápice radicular, por lo que su posición lateral no siempre será revelada en las radiografías, produciendo que sobre instrumente entre 2 y 3mm para llegar al punto.

Electrónico: En este método se encuentran las nuevas tecnologías. Aquí entran en juego el uso de los localizadores apicales para precisar la longitud de trabajo. Desde su nacimiento, ha sido la técnica más fiable, debido a que, permiten establecer el punto más estrecho del sistema de conducto radicular, proporcionando una información objetiva.

Según estudios, esta objetividad va a dar más allá de un 97% de precisión. En la actualidad se encuentran disponibles los localizadores de 6ta generación, estos trabajan con doble frecuencia, mejorando el grado de efectividad en los conductos húmedos.

Ventajas del uso del Localizador

Desde su aparición, las ventajas del uso de estos equipos han sido primordiales para ubicar patologías como;

  • Reabsorciones apicales
  • Perforaciones
  • Fracturas radiculares
  • Aposición de estructuras dentales y anatómicas
  • Ápices abiertos

 

Limitaciones del localizador

Existen diversas limitaciones en cuanto el uso de los localizadores apicales, las cuales deben tomarse al momento de usarlos para evitar que den resultados negativos e imprecisos del diagnóstico.

  • Restauraciones en intimo contacto con el conducto: Si la lima contacta con la amalgama dará un falso positivo.
  • Coronas protésicas: Cuando se realizan tratamientos de conducto a través de la corona y hay mucha humedad, corta el circuito y da un falso positivo.
  • Muñones metálicos: Al contactar la lima con el metal también provoca un circuito que dará un falso positivo.
  • Pacientes portadores de marcapasos: anteriormente se prohibía el uso de localizadores en personas con estos dispositivos, debido a que desactivaban el mismo. Hoy en día estudios han comprobado que ese problema ha desaparecido. Sin embargo, se debe solicitar la autorización del Cardiólogo.
  • Aislamiento: Cuando se hace el aislamiento de manera deficiente, el localizador no trabaja correctamente y da un falso positivo. Si un paso de saliva a la cámara pulpar, habrá conductividad y apenas se toque el piso de la cámara este dará un paso positivo.
  • Caries o destrucciones: Se tiene que estar seguro de que no hay caries por debajo y reconstruir una pared de cualquier cemento provisión al para aislar y evitar que estas se comuniquen a la cámara con la encía.

Claves para evitar imprecisiones con el localizador

  • Reconstruir para luego aislar.
  • Eliminar la corona y restaurar antes de realizar la conductometría.
  • Con un aislamiento correcto el localizador trabajará a la perfección.

 

Pre-ensanchamiento

Aponte recomienda realizar un pre-ensanchamiento del tercio coronal y medio, independientemente del método elegido para determinar la longitud de trabajo, motivado a que este paso mejorará la precisión de la misma.

Otra de las sugerencias del Endodoncista, es que, si no se tiene un localizador apical, se tome la medida basada en los estudios de Kuttler. Motivado a que este autor determinó la distancia que hay entre un diámetro menor y mayor del conducto en pacientes entre los 18 y 25, y mayores de 60 años;

Ejemplo; Imagen:

Pacientes 18 a 25 años

la condición apical mide aproximadamente 495micrones, la distancia que hay de uno a otro va de 48 a 0.50

Pacientes de mayores de 60 años

la condición apical mide aproximadamente 607micrones, la distancia que hay de uno a otro es de 0.50 a 0.68.

Basados en estos estudios, cuando se determina la longitud de trabajo, se dice que está entre 0.50 a 1mm del ápice radiográfico, precisamente porque la preparación, limpieza y obturación debe centrarse en este punto para quedar confinados dentro del sistema de conductos radiculares.

Durante toda la conferencia, El Especialista Aponte, recalcó la importancia de los conocimientos para llevar a cabo este tipo de procedimiento odontológico. Aunado a ello, el uso de las nuevas tecnologías las cuales están científicamente comprobadas para determinar en más de un 96% la precisión de la longitud de trabajo.

En el siguiente video podrán observar la técnica de ensanchamiento corona, cervical y medio, así como también algunas recomendaciones por parte del conferencista.

 

 


Artículos Recientes:

Artículos recientes

Scroll Up
Abrir chat